Banner
Banner

EE.UU. busca trastornar sistema democrático venezolano

 

Mincomercio

Para rechazar de manera categórica, el decreto imperial de nuevas sanciones contra Venezuela por supuestas violaciones de derechos humanos, trabajadoras y trabajadores del comercio, publicaron manifiesto en el que se denuncia los daños incalculable infligido por décadas en contra de la economía productiva, el comercio y el desarrollo de la Patria venezolana.

 

Los servidores públicos del Ministerio de Comercio y Jefatura Presidencial de Economía Productiva Exportadora, exponen en el documento que la presente resolución condenatoria, ha sido urdida deliberadamente para “propagar inestabilidad, pobreza, carga de deuda y sufrimientos a nuestro heroico Pueblo”.

 

En este comunicado, hacen un llamado de atención a los venezolanos, para tener presente lo ocurrido con el paro y sabotaje petrolero que fraguó la oposición ápatrida en el 2002, así como “el brote nazi fascista” padecido por nlos venezolanos durante el 2014, que significó la pérdida de más de 30 mil millones de dólares.

Durante éstos hechos predominó la instigación de sectores industriales y comerciales por parte de funcionarios de la Embajada de Estados Unidos, con la finalidad de trastornar nuestro sistema democrático al tratar de entrebar nuestra producción y distribución de bienes e insumos de primera necesidad; lo que ha forzado al Gobierno Bolivariano a asumir medidas diplomáticas en legítima defensa.

 

Firmamos por el respeto de la voluntad de los pueblos

 

Los firmantes del documento expresan que "los venezolanos somos un pueblo hermoso, diverso, trabajador, amoroso, creativo, profundamente respetuoso de los derechos y de la voluntad de las naciones".

 

Ante lo cual hacen llamado a todos las naciones, gobiernos, líderes, mujeres y hombres de buena voluntad del mundo, para que acompañen a los venezolanos, en la tarea de edificar un mundo más pacífico, respetuoso de la soberanía y la auto-determinación de los Pueblos.

 

También señalan que en la sección 3 del documento sancionatorio suscrito por el presidente de Estados Unidos contra Venezuela, incluye una prohibición explicita a que personas o naciones puedan efectuar donaciones tales como: "alimentos, ropa y medicinas, destinados a ser utilizados para aliviar el sufrimiento humano”.

 

Asimismo, enfatizan que con ese decreto sancionatorio se vulnera el derecho al debido proceso al expresar: "no hay necesidad de notificación previa de una lista o de la determinación formulada en virtud de la sección 1 de este decreto en el que cualquier venezolano o extranjero puede ser sancionado, y que el gobierno de EE.UU. no tiene necesidad de avisarle cuándo, ni por qué razones o con base en qué legislación ha sido sancionado”.

 

Esto con el pretexto de que "las medidas sean eficaces y así hacer frente a la presunta emergencia nacional declarada" es posible que actos de comercio tan elementales como realizar una compra en una tienda electrónica sea prohibida o penada, sin que el sancionado lo sepa.

 

Lo que significa que cualquier ciudadano venezolano, empresa, asociación o gobierno regional o local sancionado queda expresamente privado del derecho para acudir a tribunales a efecto de exigir sus derechos comerciales.

 

Valid XHTML 1.0 Transitional

Buscar
@antimonopoliove
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner