Banner
Banner
Inicio Noticias Giordani: Es mejor tener parte de las divisas en el Fonden que en las reservas
Investigación
Prensa
Enlaces
Contactanos
Mapa del sitio
Banner
11 abril
Banner

Giordani: Es mejor tener parte de las divisas en el Fonden que en las reservas

 

Giordani

07:21 a.m. | Yolanda Ojeda/ Carjuan Cruz/José Gregorio Yépez. El ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani, dijo que las reservas internacionales en el extranjero están generando ganancias mínimas por las bajas tasas de interés por lo que el Gobierno reitera que representa una mejor estrategia invertir parte de esos ingresos en dólares en obras públicas y proyectos en el país, en vez de mantenerlos como respaldo monetario.

Así lo reiteró el ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani, en entrevista a El Mundo Economía y Negocios, quién incluso señala -citando el caso de Libia- que continuar manteniendo depósitos en el extranjero representa un riesgo. Por ello defendió que los ingresos en dólares que superen el nivel adecuado de reservas internacionales estipulado por el Gobierno se destine al Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden).

"Todo el monto que está en el Fonden pudiera estar en las reservas internacionales en el Banco Central de Venezuela" dijo Giordani, quien recordó que la creación del Fonden formó parte de un análisis multicriterio: "no es un invento". El ministro aseguró que la decisión de trasladar el excedente, luego de definirse el nivel adecuado de reservas internacionales tuvo argumentos geopolíticos y financieros.


Para Giordani, tanto el Fonden, como el resto de las otras figuras parafiscales, como el Fondo Chino, representan una nueva institucionalidad financiera en el país, que se traduce en más obras del Estado. Según indicó, hay por lo menos 668 proyectos financiados por 130.000 millones de dólares provenientes de estos fondos. "Allí está la infraestructura, allí están las obras".

-¿La creación de fondos extras a qué se debe?

Forman parte de la nueva institucionalidad financiera del país. Empezamos con el millardito y se burlaron. Se crea Fonden y en ese momento se tuvo una discusión con (Domingo) Maza Zavala, Gastón Parra, y Diego Castellanos, sobre lo que son las reservas internacionales adecuadas. Eso no es un invento, es un análisis multicriterio. Después vinieron otras leyes de ganancias extraordinarias, que permitieron sumar al Fonden 95.000 millones de dólares. Después vino el Fondo Chino con otros 40.000 millones.

-¿Sin la creación de los fondos cómo sería?

Todo esto que está aquí pudieran estar en las reservas internacionales, y tuviéramos unas reservas de 100.000 millones de dólares y no nos pagaran nada por ellas. Casi cero es la tasa de interés mínima. Y después le harían como a Gadafi, se lo quitan ¿Qué hacían los bancos extranjeros? se agarraban los fondos de las prestaciones en todo el mundo, como el caso de Chile.

-¿En qué consiste entonces esa institucionalidad financiera?

Esto es un flujo y lo hemos venido construyendo poco a poco. Se hace camino al andar. Con las leyes en 2009, se reestructuró. Se han creado unos fondos, no de privatización en donde se socializan las perdidas y se privatizan las ganancias. Aquí estamos socializando, allí está la infraestructrura, allí están las obras.

-¿Si el país tuviera reservas más altas no pudiera endeudarse a tasas de interés más bajas?

Yo no le creo a las calificadoras de riesgos; Lehman Brothers tenía 10 estrellas y miren como se estrelló. Tenemos que tener calificadoras de riesgos de Unasur, de América Latina.

Nosotros no pagamos esa cantidad cuando recibimos un préstamo de China (cupones de 12% en promedio de últimas emisiones en mercados internacionales), y le vendemos el petróleo a precio de mercado. Ningún país de América Latina tiene el crédito que tiene Venezuela con China, que es la segunda potencia en estos momentos.

-¿El hecho de que Fonden esté atado a proyectos, eso no le da poco margen de maniobra en cuanto a liquidez?

El margen de liquidez son las reservas de oro y de petróleo. Es una política.

Planes

Política de endeudamiento en bolívares seguirá

-¿Se ha disminuido entonces la dependencia externa?

La deuda externa del Gobierno Central en 1999 era casi 80% del total. En estos momentos es menos del 42%, eso es confianza en la economía nacional. Este ministerio no ha emitido un pagadero en dólares, ni uno, porque tenemos una economía floreciente y no tenemos por qué pagar esas tasas de 13% en el extranjero. Disminuimos la dependencia externa.

-Muchos venezolanos esperaban que se hicieran emisiones de divisas pagaderas en bolívares este año Y se quedaron esperando.

-Siempre se ha dicho que usted se ha opuesto ¿es así?

Opuesto no, pero allí está la demostración. A la prueba me remito: no hace falta porque no tienes necesidades.

-¿Por qué en años anteriores sí hubo?

Nosotros aprendemos de la experiencia.

-¿Podemos decir que para 2013 tampoco habrá?

No hago afirmaciones de ese tipo.

-¿Se mantendrá entonces la estrategia que se dio este año de más endeudamiento en bolívares que en dólares?

Es una política que hemos establecido.

-¿En ese proceso de flexibilización se estaría pensando en el regreso del mercado permuta?

Ese proceso tiene que ir perfeccionándose con el tiempo, hay que responder a las exigencias.

-¿Sería posible en ese escenario el regreso de otros actores, como las casas de bolsa?

Ahí está la Bolsa Pública, aunque nada es suficiente. Pero hay muchas condiciones necesarias. No sé cuales son las condiciones suficientes para construir el socialismo.



PIB. Crecimiento económico está garantizado en 6% para 2013

-¿Cómo será el crecimiento económico de Venezuela para este año?

Este año podríamos estar en un crecimiento superior a lo que habíamos estimado, cuidado y si no más del 5%. Generalmente el tercer trimestre mejora al segundo, y al primero. Y el cuarto igual por las condiciones coyunturales.

-¿Qué garantiza que para el próximo año se cumplirá la meta de crecimiento establecida en 6%?

Esta economía puede crecer a 6%, ya lo estamos demostrando. Tiene un potencial para crecer 10% en promedio y esto es posible porque hay una base social que no es poca cosa. Cuando nosotros hacíamos la agenda alternativa bolivariana, decíamos en 1989 que los venezolanos poseíamos en el exterior 89.000 millones de dólares, y decíamos que la deuda social debía estar por alrededor de los 100.000 millones de dólares, y aquí se ha invertido 500.000 millones de dólares. Esa base es incuestionable por todos los indicadores sociales. El 6% es una tasa moderada, factible.

-¿Cuáles serán los sectores en donde se fundamentará ese crecimiento económico?

Además del primer motor, que es el de los hidrocarburos, se prendió el segundo que es el de la construcción, no solamente con la vivienda. Y el tercer motor que pesa mucho, 14%, es el de la industria, ahí va creciendo entre 2% y 3%. Cuando ese prenda, el 6% está asegurado. Y no lo estamos inventando, nos basamos en una gran inversión social y en una recuperación inclusive de la de formación bruta de capital en los últimos años que supera el 30%. Eso sí, tomando en cuenta el elemento largo de la inversión.

-¿Habrá políticas de estímulos para que ese sector manufacturero crezca?

Ese tercer motor de la economía, el manufacturero, tenemos que prenderlo. Se han hecho unas políticas de estímulo, a los privados y los públicos. Pero sí hay crecimientos del PIB industrial privados de algunos subsectores que están creciendo al 15%, al 20%, al 30%. Hay otros sectores más retrasados; vemos una variabilidad en la industria privada. En el sector industrial público también ha habido problemas, como los de electricidad. No hay duda que hay que mejorar la producción pública y la privada tendrá sus niveles de inversión.

-¿Es posible entonces que ese sector reaccione?

Es que hay consumo "de la mano a la boca" si hay servicios de salud gratuito, si hay servicios de educación gratuito, ahora la vivienda. En la parte industrial habrá algunos sectores que crecerán y otros no. Ahí está la política de estimulo por la vía de la demanda. Estamos en una política antiinflacionaria con crecimiento y empujando la demanda hacía arriba.

-¿En ese crecimiento se está contando con inversión privada, además de la pública?

Desde la crisis de los años 80, la relación de la inversión con respecto al PIB no ha pasado de 30%, y de ese porcentaje 20% es del sector público, 10% del sector privado, y ese 10% del sector privado tiene un capital de reposición. Ese porcentaje de 10% del sector privado va a continuar, estamos en un crecimiento de la demanda, los negocios son florecientes. Con base en esos antecedentes la inversión para el año será de entre 90.000 y 100.000 millones de dólares, guardando esa proporción dada de los años 80. De esa inversión necesaria, el sector privado aporta un tercio, unos US$ 33.000 millones y el sector público 60.000 millones de dólares.

Apertura

Espacio para el sector privado, con divisas priorizadas

-¿La puerta está abierta para el sector privado entonces?

Hay una serie de sectores públicos que tienen un encadenamiento hacía el sector privado, el Estado no lo hace todo, ese espacio está ahí.

- ¿Eso también incluye flexibilizar la entrega de divisas al sector privado, mientras crece más la producción interna?

Y por qué no el sector privado. Pero no para que se agarren los reales.

-¿Las divisas deberán ser prioritarias entonces en esa estrategia?

Cuando sea necesario importar, no todo el tiempo lo es. Por qué le vamos a dar para el tomate refinado de Italia, que lo paguen, si tienen bastantes dólares afuera, que lo paguen. Si quieren comprar eso, que lo paguen. Lo importante es que para que la gente tenga esos productos básicos hay que producir. Y la inflación se combate produciendo.

-Tomando en cuenta eso ¿cuáles son esas condiciones objetivas que tiene la economía venezolana para no necesitar ajuste de cambio?

En términos de las políticas alim

entaria y de inflación no se necesita, sobre todo en esta gran cantidad de productos, si es trigo, claro. Pero, ¿por qué no comemos arroz? ¿Nos importa lo que importamos? entonces vamos a importar lo que sea necesario ¿el pan? Come arepa. Es una cultura.

-¿Se está revisando la gama de sectores que recibe divisas?

En el 2008 las solicitudes de Cadivi llegaron a 95.000 millones de dólares. Si hubiésemos tenido unas reservas de 100.000 millones se hubiesen llevado todo. El sector privado exporta 3.000 millones de dólares, y requiere entre 15.000 y 18.000 millones de dólares. Qué balanza comercial tan positiva. Las necesidades son infinitas, los recursos son escasos.

-¿Están atendidas las necesidades de divisas Sitme?

Están cubiertas. Estamos estudiando y monitoreando permanentemente la fuente de Cadivi, y lo que viene por el Sitme. las importaciones del sector público. Es una racionalización, si se quiere.





Fuente; El Mundo Economía y Negocios
Fecha: 29 octubre 2012

Actualizado (Lunes, 29 de Octubre de 2012 14:22)

 

Valid XHTML 1.0 Transitional

Buscar
@antimonopoliove
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner