Banner
Banner

 

 Amanecieron despechados los enemigos de la paz

 

Los que soñaron con el fratricidio de Colombia y Venezuela, los que se frotaron las manos ante la posibilidad de una agresión del imperio a través de Colombia, los que no les importa cuantas veces nazcan aquí, no sienten esta su Patria, los que son capaces de quemar el autobús solo para acabar con el conductor, hoy tienen la resaca amarga del conjuro maligno, que no resulto, pobre de ellos..

 

La buena nueva para todos los demás, es que las relaciones entre Colombia y Venezuela gozan de buena salud, gracias a dos hombres que aún separados por un abismo ideológico, priorizaron el clamor de sendos pueblos que históricamente son uno, y convocan sus gobernantes a trabajar juntos para mantener de hecho, lo que de derecho las odiosas fronteras empezaron a separar luego de la despedida de la triste figura, del más grande de los hijos de América; Bolívar, y con él nos despedimos todos de la “Gran Colombia”  San Pedro Alejandrino fue el testigo de aquella despedida y este encuentro, de aquel llanto desgarrador de la patria y de la alegría del pueblo de Santa Marta, cuando tomando a Chávez de la mano, le decían gracias por venir a Colombia.

 

Gracias Hugo por buscar la Paz, que se distrae, que se pierde, que se confunde, pero que confía en ti.

 

José Alberto Ávila

Frente de trabajadores y trabajadoras

Paz con Justicia”

 

Valid XHTML 1.0 Transitional

Buscar
@antimonopoliove
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner