Banner
Banner

Venezuela abierta al capital foráneo para superar el rentismo

industria

El Estado participa con una capacidad instalada importante en la Gran Misión Abastecimiento Soberano

 

En entrevista exclusiva con el periodista José Gregorio Yépez, el vicepresidente Sectorial de Economía y ministro del Poder Popular para Industria y Comercio, Carlos Faría, destacó la necesidad de romper con el rentismo petrolero a través de la promoción de una cultura exportadora, que potencie la economía nacional.

 

Señaló que existen elementos que evidencian que lo peor de la crisis pasó. “Básicamente nos basamos en los registros de asignación de recursos a las fábricas y el volumen de las importaciones de alimentos que, por ahora, no estamos produciendo en el país”.

Afirmó que se ha avanzado y se han obtenido varias victorias aunque la dependencia del ingreso petrolero sigue siendo de 96 %, cifra que esperan revertir con el aumento de la producción nacional y con la implementación de la Gran Misión Abastecimiento Soberano.

 

Asimismo, Faría informó que en el país se han conformado 16.000 Comité Locales de Abastecimiento y Producción (Clap), los cuales han venido garantizando que los productos lleguen al pueblo, disminuyendo la posibilidad de que los mismos se desvíen a los bachaqueros.

 

 

A continuación entrevista completa:

 

El Mundo.- Venezuela está abierta a la inversión extranjera como parte de los cambios en el modelo económico que propone el equipo de gobierno del presidente Nicolás Maduro.

 

Así lo plantea el vicepresidente Sectorial para el Área Económica, Carlos Faría, quien sostiene que es indispensable avanzar hacia una cultura exportadora para romper la dependencia del ingreso petrolero.

 

“Por sensible que sea el rubro vamos a orientar una parte de la producción para la exportación en función de proyectar las potencialidades de la economía nacional en el exterior. Esa es la orientación de la política que ha propuesto el Presidente”, sentencia Faría quien también gerencia el ministerio de Industria y Comercio.

 

“Lo peor pasó”

 

– Funcionarios del gobierno afirman que lo peor de la crisis pasó ¿Cuáles son los indicadores que así lo señalan, porque persisten las colas?

 

Hay elementos en los que nos fundamentamos para decir que lo peor de la crisis pasó. Básicamente nos basamos en los registros de asignación de recursos a las fábricas y el volumen de las importaciones de alimentos que, por ahora, no estamos produciendo en el país. Por eso decimos que está quedando atrás el peor momento de la crisis.

 

Hemos logrado avances. Algunas victorias, pero esos avances no solucionan del todo. Eso se explica por la caída de los precios del petróleo del cual dependemos en casi 96%. Cuantificar si se dura más o menos en una cola es complicado, pero nuestros registros indican que hay mayor disponibilidad de productos.

 

– ¿Por ejemplo?

 

En el caso de la harina de maíz, ahora tenemos un aumento de la cosecha por hectáreas sembradas, eso nos hace proyectar que tendremos mayor disponibilidad de este producto. Esta situación se repite con el arroz.

 

– Hasta ahora el sector privado indica que cubre la mitad del mercado de harina de maíz precocida y trabaja a toda máquina… ¿Qué pasa con las empresas públicas de este rubro?

 

Hay avances y con la Gran Misión Abastecimiento Soberano estamos ocupándonos del tema. El Estado participa con una capacidad instalada nada despreciable en este sector y se están solventando problemas en las plantas. Semanalmente recibimos un reporte de la situación en cada una de las plantas. La respuesta la podremos cuantificar cuando empiece la cosecha. Vamos a ver que con el aporte de las empresas del Estado en estos inventarios podrán mejorar la disponibilidad.

 

Al precio que es

 

Ante la preocupación de empresarios del sector alimentos que han expresado temores por el precio de la compra de 50% de la producción para destinarla a los Consejos Locales de Abastecimiento y Producción (Clap), el Vicepresidente Sectorial para el Área Económica, Carlos Faría, señala que estas adquisiciones se harán a los precios convenidos y vigentes.

 

“En ningún momento se ha dicho que se va a pagar menos por el rubro. Personalmente he percibido en los rubros que me ha tocado trabajar que hay un espíritu de colaboración de los privados por incorporar esa producción a los Clap”, sentencia Faría.

 

Agrega que la apuesta del gobierno es que los Clap no se queden en el tema de la distribución y que estas formas de organización no se queden solamente en la distribución y se incorporen al proceso productivo, no solo en lo logístico.

 

“Hay 16.000 Clap y están aumentando. Hemos visto y corroborado que por esta vía los intermediarios se reducen y hay menos posibilidades de que estos productos se vayan a la red de los bachaqueros. En el caso de la red privada no sabemos qué pasa allí” sostiene Faría.

 

Reitera que ante los recursos escasos deben optimizarse los mecanismos de distribución, y sostiene que las redes del “bachaquerismo” se alimentan de los desvíos de las redes privadas, porque el Estado no participa en ellas. “No son marcas que se manejan. Claro no estamos exentos de que algunas cosas de esta naturaleza pasen en nuestra red. En la red distributiva se expresa la guerra económica. Allí se diluyen las responsabilidades. Soy responsable hasta que monto en el camión los productos dicen en la red privada.

 

Debe haber una corresponsabilidad para que ese producto llegue a donde debe llegar. Tenemos mucho en que trabajar y el sector privado puede hacer aportes para ayudar a evitar el desvío de las mercancías sobre todo en los eslabones final.

 

– ¿No es más factible controlar una cadena que 16.000 Clap?

 

Hemos comprobado que con los Clap estamos garantizando que los productos lleguen a su destino final. Nos estamos apoyando en la Fuerza Armada Nacional con su despliegue logístico. Estamos usando centros de acopio y vemos una fortaleza que se apalanca en el Poder Popular organizado que está atento a lo que sucede allí. Logísticamente puede que sea un poco más complejo, pero nos garantiza que esto sea más eficiente por la mística y trabajo que tienen nuestra organización popular.

 

Las inversiones

 

“La propuesta de cambiar el modelo económico. Vamos a incentivar la inversión extranjera directa es decir un privado de otro país y hacer una inversión en un sector determinado para producir. Esto se viene. En el sector petrolero siempre ha sido así. Pero ahora está el sector minero donde se han hecho los anuncios para la incorporación de nuevos actores internacionales. Vamos a explotar diamantes y estamos en un mecanismo de certificación de yacimientos. Por otro lado están los minerales metálicos, los no metálicos y los estratégicos”, señala Faría.

 

Agrega que ya están establecidos los montos de inversión y que existen otros sectores que ha recibido estímulo privado, tanto nacional como internacional. “En el sector pesquero, por ejemplo, las empresas privadas que se han incorporado a esta actividad, han colocado sus divisas como una apuesta por la producción”.

 

– ¿Cuáles son los sectores no tradicionales que están exportando?

 

Camarones, mármol y granito. También puedo hablar de los transformadores de plástico que funcionan con un fondo para el exportador. En Venezuela hay 1.800 transformadores de plástico que están exportando a quienes se les dio incentivos para aprovechar una capacidad ociosa importante y se logró crecer bastante. Esos por hablarte de solo tres sectores.

 

Cuestión de cambio

 

Al referirse al tema cambiario el vicepresidente Faría sostiene que se mantiene la idea de que alimentos medicinas sean la prioridad para la asignación de divisas protegidas y que se sigue avanzando en el concepto de un mecanismo con menor volatilidad en el dólar flotante.

 

Señala que muchas empresas pasan sus divisas por el Dicom, pero hay que estar conscientes del volumen de divisas que están disponibles. “Estamos limitados. Empresas que tiene alianzas con el Estado y pasan por allí. De manera puntual se asignan las divisas a los sectores estratégicos. Es cierto, el mecanismo no es tan abierto como quisiéramos pero en medio de la escasez de divisas eso lo hemos visto necesario. Es ‘la acupuntura cambiaria’ que aplican también con el Dicom”.

 

Indica que el monto de transacciones se ha mantenido estable, a pesar de las restricciones existentes del lado de la oferta, que puede hacer el Estado y asegura que muchas empresas que dicen que han recibido. “Aún son limitados los resultados, no es como lo deseamos pero vamos avanzando”.

 

Valid XHTML 1.0 Transitional

Buscar
@antimonopoliove
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner